Sunday, November 11, 2007

Parque


Bahika en versión preescolar en un parque con sus juegos. El dragón que apenas se ve, es un dibujo que estaba del otro lado del papel, apareció de invitado al escanear y ahí quedó.

4 comments:

monitocadaver said...

La trasparencia y la casualidad son de esas cosas impagables! Un abrazo Miguel, disfrutaba de tu estupendo trabajo hace tiempo (cosas del apellido que me dio curiosidad ;) pero todavía no había espiado tu blog! Un autentico placer!

Dani Montero said...

Fantasmagórico!

miguel robledo said...

Jose Robledo:
el placer es mío con tu visita; yo también descubrí tu trabajo al curiosear por el tema del apellido.
Ya ves, de hecho creo que eres el primer Robledo que conozco.

Un abrazo.

dani, fantasmagórico es que aparezcan partes masculinas en tu avatar del trabajo, bribón!
:))

dale a la brocha!

saludos

AnnieChristian said...

¡¡¡Bien!!! Gracias por volver, se echaba de menos.